Los cuadros como elemento decorativo

Hoy os traigo un tema  que me parece urgente tratar: los cuadros en casa. No todo vale a la hora de colgar algo en nuestra pared, y menos a la hora de los cuadros.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la pared. Su color, contraste, tamaño y la estancia de la misma.  Los cuadros son una muy buena baza decorativa, pero también pueden ser todo lo contrario si los colocamos mal.

Cuadros sobre sofá
Foto de: estudiodelier.es
Cuadros pasillo
Imagen de: pinterest.com
Cuadros habitación
Fuente: pinterest.es

Después de tener claro el punto anterior,  podemos valorar también la opción de no solo colocar cuadros de pinturas. La fotografía es un arte con cada vez más adeptos y colocar fotos enmarcadas en las paredes da un toque de personalidad (y más sin son propias). En este enlace os dejo unos ejemplos que os pueden inspirar.

Como ya os dije aquí, es una forma perfecta para ahorrar.

Decorar con fotos

Fotografía de: ar.pinterest.com

Cuadros: formas y estilo

Ahora bien, hay distintas formas de colocar los cuadros. Podemos encontrar trípticos, composiciones donde se combinan grandes y pequeños. Además, también tenemos que jugar con los contrastes, blancos y negros y colores que nos ofrecen.

Y no solo le vendrá bien a nuestra casa y le dará personalidad, carácter y carisma. También puede despertar nuestra curiosidad y hacer que investiguemos los distintos tipos de estilos, pinturas, artistas que existen en el mundo del arte. Os prometo que es un mundo que vale la pena explorar.

Cuadro triptico
Fuente: casa-web.com.ar

La última opción, aunque más difícil, que os propongo es la siguiente: pintad vuestro propio cuadro.

Todos tenemos un artista dentro, solo tenemos que sacarlo, y quién sabe, quizá descubráis más cosas y os termina gustando, no seríais los primeros. Todo es empezar 😉 Siempre es bueno hacer cosas nuevas, quizá pintar puede ser una de ellas…

Un saludo a todos! Nos vemos en el próximo post 🙂

Deja un comentario