Consejos para amueblar un dormitorio infantil

Amueblar y decorar un dormitorio infantil tiene su dificultad. Debemos tener en cuenta que estamos adaptando la habitación de un niño o una niña, y ser conscientes de que necesita su espacio.

A continuación, te damos algunos consejos para que amuebles un dormitorio infantil sin cometer errores:

1. Muebles que crezcan con ellos

Amueblar los dormitorios infantiles con muebles que no permitan crecer al niño o la niña es un error bastante común.

Apuesta por cunas que se puedan transformar en camas, o en cambiadores que se conviertan en prácticas cómodas. Los muebles transformables le vendrán muy bien a tu hijo y a tu bolsillo.

muebles infantiles transformables

2. Respeta su área de juegos

Es importante que la habitación que escojamos para instalar el dormitorio infantil sea espacioso. Los niños necesitan su espacio, donde puedan jugar, saltar, recrearse… En fin, ser niños.

Para evitar resbalones y caídas, adorna esta “área de juegos” con alguna alfombra que lo evite. Además, los textiles siempre aportan calidez y decoración al dormitorio.

zona de juegos dormitorio infantil

3. Juguetes sí, pero con orden

Como decimos, el dormitorio infantil también es su área de juegos. Por eso, debe contar con algunos juguetes. Pero, cuando no esté jugando, ¡se recogen!

Te recomendamos que amuebles el dormitorio infantil con cajas o estanterías donde el niño pueda recoger sus juguetes y ordenarlos.

De esta forma conseguimos un dormitorio bien ordenado, además de enseñarle cómo se debe recoger.

ordenar juguetes dormitorio infantil

4. Protege tus paredes

Los niños son revoltosos. Juegan, saltan… y manchan paredes. Te recomendamos que protejas tus paredes con algún zócalo a media altura, o incluso papel pintado lavable.

Este papel tiene la ventaja de limpiarse con facilidad con un paño húmedo, y te permite personalizar la decoración del dormitorio.

papel pintado para dormitorio infantil

Amueblar un dormitorio infantil es más difícil de lo que parece. Hay que tener en cuenta que no siempre son niños, que crecen rápido y que su dormitorio se debe adaptar a ello.

Si tienes algún consejo más que darnos sobre este tema, ¡nos encantaría leerte! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *